AGENTES COMERCIALES 

 

ACCESO A INTRANET

Como agente comercial colegiado, sólo tienes que acceder con tu clave a través de la plataforma de acceso. Disfruta de ventajas fiscales y servicios especiales.

ACCESO COLEGIADOS

¡COLÉGIATE AHORA!

¿Quieres formar parte de la profesión más demandada por las empresas? ¡Regístrate para conocer de cerca todas las ventajas de COAC Aragón!

COLEGIARSE

SERVICIOS EXCLUSIVOS

Entra en nuestra bolsa de trabajo y aprovéchate de pertenecer a COAC Aragón. Servicios comerciales de excelencia para los mejores clientes en el mercado aragonés.

VER OFERTAS

SOLICITA TU AGENTE PROFESIONAL

Busca y selecciona entre los mejores profesionales de ventas para expandir tu negocio y alcanzar el éxito en el sector comercial aragonés.

SOLICITAR AGENTE

VENTAJAS DE COLEGIARSE

1. Ventajas fiscales en tu vehículo de trabajo

Los agentes comerciales, si están colegiados, son los únicos profesionales que, junto a taxistas y transportistas, pueden desgravar en su declaración de la Renta todos los gastos de su vehículo de trabajo.

Son junto a ellos los únicos que pueden computar como gastos deducibles el 100% del precio de compra, del impuesto de matriculación y otros gastos de matrícula, siempre que el turismo se vaya a utilizar exclusivamente para su actividad de agencia comercial.

Según aclara el servicio de asesoramiento fiscal del Consejo General de Agentes Comerciales, el vehículo de turismo del agente comercial se entenderá “afectado a la actividad económica” cuando se utilice exclusivamente en la misma, “sin perjuicio de la posibilidad de utilización para necesidades privadas cuando la misma sea accesoria y notoriamente irrelevante”.

No obstante, aclara que únicamente tendrán la consideración de deducibles “los gastos relativos a la utilización del vehículo que guarden la debida correlación con los ingresos de la actividad económica, no teniendo, por tanto, tal consideración aquellos importes que estén relacionados con la utilización del vehículo para necesidades privadas”.
En este sentido, también pueden ser deducibles los gastos correspondientes a consumo de carburantes, reparaciones y conservación, gastos de parking, el alquiler de plaza garaje, o el impuesto municipal de vehículos.

2. Las cuotas colegiales son deducibles

Las cuotas que abonas a tu Colegio también son gastos deducibles en tu declaración del IRPF, dado que son obligatorias para el ejercicio de la profesión por la que se declaran los ingresos. Además, como autónomo, puedes deducir las cuotas de seguros sociales que abonas cada mes para el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Si eres agente comercial por cuenta ajena, también puedes deducir las cuotas de colegiación en los rendimientos de trabajo personal, hasta un límite de 500 euros anuales. Además, si la empresa contratante abona las cuotas de sus colegiados en plantilla, esto podrá ser un gasto deducible para la sociedad en el Impuesto de Sociedades, en tanto que para el colegiado es una retribución en especie por la que habrá de declarar en su IRPF.

3. El día a día del agente comercial: gastos en comida y hoteles

Este apartado es común a otros profesionales autónomos, pero es especialmente reseñable en el caso de los profesionales de la venta, que realizan miles de kilómetros cada año en el ejercicio de su trabajo.

El agente comercial colegiado puede incluir como gastos deducibles las comidas y estancias en hoteles derivados de sus desplazamientos hasta un lugar determinado con motivo del desarrollo de su actividad.

Una vez más, siempre que estos vengan estrictamente exigidos por su trabajo y estén convenientemente acreditados con su factura correspondiente y anotados en su libro de contabilidad.

4. También puedes deducir los gastos si trabajas desde casa

Si eres agente comercial y tienes tu oficina dentro de tu propia casa, también puedes llegar a deducirte impuestos como el IBI pero siempre de forma proporcional.

Es decir, que si tu despacho ocupa, pongamos por caso, un 20% de tu vivienda, podrás deducirte ese porcentaje de los gastos derivados de la titularidad de la vivienda, como pueden ser amortizaciones, IBI, tasa de basuras, comunidad de propietarios, seguro de responsabilidad civil de la vivienda, etc. Pero no los gastos derivados de los suministros, tales como agua, luz, calefacción, teléfono, etc.

Por supuesto, si desarrollas tu actividad en un local que no es tu vivienda entonces son deducibles la totalidad de los gastos del inmueble donde la desarrollas, incluyendo el alquiler. Todo ello debe reflejarse previamente en la declaración censal, donde se indica si se desarrolla la actividad en un local y en qué porcentaje.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies